atletico-nacional-reinaldo-velasco2El 27 de Julio de 2016, un equipo colombiano, puntualmente antioqueño, puso a sonar el himno nacional en todo Suramérica y en muchas partes del planeta. Atlético Nacional de Medellín, en un estadio Atanasio Girardot abarrotado y vestido de verdolaga, se coronó –por segunda vez en su historia- Campeón de la Copa Libertadores de América.

Uno de los equipos más históricos, tradicionales y poderosos del balompié colombiano tocaba el techo del fútbol suramericano, guiado por un Cuerpo Técnico con el ADN de la Institución Universitaria Escuela Nacional del Deporte.

En el banquillo del Nacional de Medellín, tres hombres ligados a la historia de nuestra Escuela escribían un capítulo aparte en el libro del fútbol ‘cafetero’: el Director Técnico Reinaldo Rueda Rivera, el Preparador Físico Carlos Eduardo Velasco y el Ayudante de Campo y Analista de Video Pablo Román.

Los tres fueron recientemente distinguidos por la Institución Universitaria en el marco del Premio ‘Egresados Ilustres’, que reconoce la labor profesional comprometida, eficiente y ética que enaltece la Misión y Visión de la Escuela, a través de una exaltación pública entregada por las directivas Endistas para honrar a quienes con su trayectoria dejan en alto el nombre de la Institución. 

Uno de los antes mencionados, el P.F. Carlos Eduardo Velasco, quien tras terminar el exitoso ciclo con Atlético Nacional se vinculó nuevamente como Docente de la Escuela Nacional del Deporte, recordó, muy a su estilo, ‘Aquel 27 de Julio de 2016’.

“Aquel 27 será ese día que en mi vivirá el recuerdo que en mi perdurará. Ese día que feliz, tan Feliz… 

“Verde que en mi vivirá por siempre, con el trabajo de equipo que en mi perdurará, porque qué feliz, tan feliz… 

“La Copa Libertadores ganamos con esfuerzo, dedicación, valentía, coraje, perseverancia y vocación…

“Un año después nos transporta la historia que perdura, no sólo en el hincha de Atlético Nacional sino de millones de seguidores del equipo Verdolaga por todo el mundo, que veían cómo un equipo colombiano, de la mano del Señor del banco, Reinaldo Rueda, deleitaba la retina del espectador y buen observador de ese deporte que mueve masas, el juego bonito, dinámico, eficaz, productivo y bien direccionado desde el sabor dulce de la armónica, y con sus intérpretes siguiendo al pie de la letra las sugerencias y recomendaciones de su entrenador…

“A los jugadores, a su grupo Técnico en cabeza del Míster, a sus Dirigentes. Mil gracias…

“Mención especial a su gran fanaticada por ese acompañamiento inmenso...

“Millones de bendiciones a todos los que hicimos posible la número 2…La Copa Libertadores de América”.

Notas Relacionadas

Nuestra Escuela en YOUTUBE

Compartir en:

gobierno-en-linea
coldeportes
min educacion
escudo cali
colombia compra eficiente
icetex-logo